La mujer policía que se convirtió en modelo y es furor en las redes

Charlotte Rose, de 27 años, sube fotos y videos suyos a una plataforma digital de Internet. Así logró ingresos de 94 mil libras esterlinas por mes y pudo cumplir el sueño de toda su vida: comprar un Lamborghini.

Rose con el uniforme que vistió hasta 2016 (gentileza Daily Mail)

Una mujer que trabajaba como policía en el condado de Essex, Inglaterra, decidió abandonar su profesión y dedicarse al modelaje. Con la ayuda de una aplicación, empezó a subir fotos a Internet. A cuatro años de aquella decisión, se convirtió en una de las más cotizadas en su profesión en el Reino Unido, con ingresos mensuales de 94.000 libras esterlinas.

Charlotte Rose aprovechó las facilidades de una plataforma digital llamada Only Fans, en las que puede intercambiar fotos y videos con sus seguidores. Los contenidos son pagos pero quienes se suscriben los reciben de manera directa, sin intermediarios. Así la ex policía logró hacerse conocida y encontró el éxito laboral y económico que no hallaba en su anterior tarea.

Rose ( Instagram )

Según señaló en una entrevista concedida al Daily Mail, la clave de su éxito ha sido renovar constantemente su contenido para seguir vigente, mantener su número de suscripciones mensuales, y atraer público nuevo. Para eso dedica hasta 16 horas al día a nuevos posteos, lo que le da acceso a lugares de preferencia en la plataforma.

«Todos asumen que OnlyFans es solo pornografía, contra lo cual no tengo nada en contra, pero personalmente no hago ese tipo de contenido«, señaló la mujer. Sus ingresos se multiplicaron de manera exponencial: como policía ganaba 10 mil libras al año.

Se estima que sus ganancias desde que encaró su nueva actividad superan los 1,3 millones de libras. Sin embargo, la modelo de sólo 27 años asegura que su estilo de vida no tuvo cambios radicales ni ostentosos, y que su única compra exorbitante fue su Lamborghini morado, el auto con el que siempre soñó.

“Sólo tomo suficiente dinero para cubrir los gastos de la hipoteca y del auto. El resto se queda en mi cuenta comercial. Nunca se sabe cuándo terminará todo, así que estoy construyendo mi negocio ahora para poder sentarme y relajarme en unos años”, comentó al diario británico.